Diferencias entre Hibernación y Suspensión en Windows 7

Windows 7 al igual que las versiones anteriores de Microsoft tiene integrado al estado de hibernación y suspensión de forma predeterminada.

Cuando utilizamos a nuestro ordenador, sea éste portátil o de escritorio, una de las principales funciones en cuanto a la administración de energía que más conocemos se encuentra en el encendido o apagado del equipo, algo para lo cual se debe utilizar al respectivo botón; pero muchas veces a este botón lo solemos asociar con otras características más que nos ofrece Windows 7, siendo el estado de hibernación así como también el de suspensión. A pesar de haber escuchado de una manera muy frecuente a estos dos términos, ¿te atreverías a decirnos sobre el verdadero significado que se encierra en estas funciones de Windows?.

 

Características principales de estos estados en Windows 7

Sea que pongamos a nuestro ordenador en estado de hibernación o suspensión en Windows 7, toda la información con la que hayamos estado trabajando se mantendrá siempre fija y residente; por ejemplo, si hemos estado trabajando en más de una aplicación y las mismas quedaron abiertas, luego de salir del estado de hibernación o suspensión podremos notar que las aplicaciones y herramientas se encuentran tal y como las dejamos anteriormente.

Diferencias entre el estado de hibernación con el de suspensión

Las semejanzas prácticamente las hemos mencionado en el párrafo anterior, aunque existe una diferencia muy sustancial y para tomar en cuenta. Vamos a suponer que tenemos dos equipos en diferentes estados y con Windows 7, es decir, que uno de ellos se encuentra en estado de suspensión y el otro en hibernación y en los mismos se encontraban abiertas las mismas herramientas y aplicaciones de trabajo. Hablando específicamente de ordenadores de escritorio que no están conectados a una batería o UPS, si en un momento determinado existe un corte de energía eléctrica, luego de que la misma se haya reintegrado sólo el equipo con estado de hibernación se mostrará con las aplicaciones abiertas tal y como lo dejamos anteriormente, mientras que en el equipo que se encontraban en estado de suspensión se reiniciará desde el comienzo, perdiéndose todo el trabajo que hayamos estado realizando.

En el estado de hibernación toda la información se almacena en un espacio específico en nuestro disco duro, mientras que en el suspensión la misma tarea se ejecuta pero en la memoria del equipo, razón por la cual se produce la pérdida de nuestro trabajo en este último caso que hemos mencionado.

 

Artículo original | bloggea2soft